31/5/07

¡MARMATO EN ALERTA!

Nuestro pesebre de oro está en la mira de las multinacionales... Los Marmateños estamos concientes de las posibles consecuencias negativas que esta situación nos puede generar...
¡Estamos en alerta y en pie de lucha... con propuestas coherentes y con la decisión franca y total de defender este patrimonio cultural de la nación....

Aportamos este documento generado por el CRIDEC para la comunidad...

PRIMERA PARTE....

MARMATO: DE “PESEBRE DE ORO” DE COLOMBIA
A “GOLDEN MOUNTAIN” DE CANADÁ


1. Introducción

Durante 470 años, en una apropiación permanente de la montaña y sus entrañas auríferas, la población de Marmato ha forjado uno de los pueblos más hermosos, singulares y sorprendentes del país, que le ha valido el nombre de “Pesebre de Oro de Colombia”, puesto que su casco urbano se desparrama sobre la ladera de una montaña, que es a la vez una mina, o muchas minas que oradan la montaña con sus socavones.

Pero desde el año 2005 su destino cambió drásticamente, pues la montaña de Marmato ha venido siendo comprada por la Compañía Minera de Caldas S.A., subsidiaria de la compañía canadiense “Colombia Goldfields Limited”, la cual pretende realizar un macroproyecto minero a cielo abierto para extraer en 20 años 150 toneladas de oro que se calcula yacen debajo de este pueblo. La compañía extranjera ha convertido “El Pesebre de Oro de Colombia” en “The Marmato Golden Mountain Projet”.

Para agravar la situación, el Gobierno colombiano ha declarado el casco urbano de Marmato como zona de alto riesgo, para obligar a los habitantes a desalojar la montaña y trasladar el pueblo hacia otro sitio, y así facilitar la explotación minera.

La historia de Marmato no ha sido un jardín de rosas. Sus riquezas fueron un imán que atrajo a los españoles apenas 50 años después del descubrimiento de América (1537), aniquilando a la población indígena aborigen local y de la región (Cartamas y Moragas, Supías y Quimbayas). Luego vinieron siglos de esclavitud de la población negra traída de África. En 1825 las minas de Marmato se entregaron a los ingleses para garantizar un empréstito que permitió consolidar la independencia de la Gran Colombia. Desde entonces Marmato ha tenido épocas de prosperidad y decadencia, de dueños nacionales y extranjeros, de presencia y de ausencia del Estado, pero siempre se ha conservado la montaña llamada “Cerro El Burro” como hábitat de los lugareños; el laboreo artesanal de la minería como fuente de vida de las sucesivas generaciones; el casco urbano como eje articulador de las actividades sociales, culturales y económicas de su población, y la zona histórica como patrimonio de todos los colombianos.

Con el actual macroproyecto minero, gestado a espaldas de la comunidad, en cinco años habrá desaparecido el casco urbano actual y en 20 años la montaña misma con sus reservas, desapareciendo unas de las ciudades más antiguas de Colombia y arrojando a la incertidumbre a la población marmateña, que en un 17% es indígena y en un 55% se compone de comunidades negras.

3 comentarios:

Rodrigo dijo...

Oi, achei teu blog pelo google tá bem interessante gostei desse post. Quando der dá uma passada pelo meu blog, é sobre camisetas personalizadas, mostra passo a passo como criar uma camiseta personalizada bem maneira. Até mais.

orlandy dijo...

Cuando luchamos por conservar nuestra identidad, y sentimos que nos la arrbatan el sentimiento de tristeza es muy grande... que hacer? a quien debemos elegir que realmente nos represente por esa lucha? ORLANDY

orlandy dijo...

Hagamos oposición a la presencia de las multinacionales en territorio colombiano y a la legislación vigente, construyendo caminos de lucha para la defensa y la permanencia en el territorio y el desarrollo artesanal de la pequeña minería.