25/2/10

¡A CIELO ABIERTO INSISTE MEDORO!

Diabólico y macabro se nos antoja la propuesta inicial de MEDORO RESOURCES en su explotación a cielo abierto para el municipio de Marmato. En la sustentación inicial la cual será plenamente debatida en un foro en el mes de abril, se muestran cifras y fotografias impresionantes que dan cuenta de la magnitud del problema que se nos avecina en el municipio.

En las fotografias se observan las areas a intervenir con ubicación de la inmensa presa de colas con deposito de material cianurado de una extensión de 150 hectares que afectarían sectores de la Loma y del salto. Igualmente una zona no muy bien definidad para depósito de esteriles con un tamaño de 134 hectáreas ubicada quizas en sectores de Aguas Claras o Monterredondo. Una área de impacto no muy bien definida que tomaría todo el cerro del burro y quizás sectores de cruz de elecho, los novios, San Ingnacio, Echandía, Cabras y quizás otras veredas, así como la posibilidad de ampliarse hacia Caramanta, Hojas Anchas en el nacimiento del Rio Arquía, y territorios de Supía y Riosucio. El sector del llano no estaría a salvo, una vez que la zona de expansión posible tambien lo cubre. La zona de encerramiento que impediría el transito de los habitantes del municipio aún es incierta ¡no se sabe en donde van a colocar las mallas, los alambres de púa y los vigilantes con sus rifles. La maquinaria a utilizar implica volquetas de 100 toneladas las cuales se desplazarían por la actual vía que utilizamos, la cual naturalmente debe ser alterada.



Opine... no se quede callado....

12 comentarios:

Sugamuxi tu y yo dijo...

Buen día mi nombre es Jessica Rivas, y soy estudiante de ciencias políticas, en la ciudad de Bogotá, estoy desarrollando una investigación sobre el territorio de marmato y la problemática con respecto a la desapropiación que quiere hacerse de su territorio, en el cerro por parte de una compañía canadiense.

He pensado en viajar hasta al municipio para hacer el trabajo mucho más enriquecedor, y abusare de su confianza, preguntando si podría alojarme en alguno de sus hogares con el fin de permanecer por lo menos un fin de semana, el hospedaje consiste en darnos un espacio para instalar una carpa y nada más.

El proyecto investigativo será presentado en la universidad a finales del mes de junio, y su colaboración seria de suma importancia para el correcto desarrollo del mismo.

Mi padre y mi abuela son de esta tierra, pero hace mucho tiempo se alejaron de el.

Agradezco su atención y positiva respuesta.

Jezick@gmail.com
Fundación sugamuxi tu y yo
www.sugamuxituyyo.jimdo.com

OSIEL RAMOS dijo...

AMABLES LECTORES:

Lo ideal hubiese sido comentar lo relativo al título de esta actualización, pero dada su complejidad es algo que debe hacerse en otra ocasión y con sólidos argumentos.

Por el momento quiero dar mi apreciación sobre los mensajes de Henry Antonio Bolaños y de Juan Gabriel Ortiz (puestos en la sección de Mensajes). El contenido de los anteriores comentarios es delicado e invita a reflexionar frente a situaciones cotidianas en la situación de Marmato.

Todos están imbuídos de la más buena voluntad y desean aportar a la solución de los problemas que afronta Marmato.
A Henry Antonio lo anima una seria preocupación por el terruño, según se deriva de todos sus comentarios, pero tal como lo plantea y sugiere Juan Gabriel, cuando se trata de señalar directamente la presunta comisión de hechos punibles, debe seguirse lo establecido en las normas, es decir, denunciando y aportando las pruebas. Esto se enmarca en la legalidad y para garantizar el Debido Proceso. Hacer lo contrario, condenar sin un proceso, es injusto y puede ser objeto de acciones legales. Aunque estoy seguro que quienes le dieron a Henry estos datos, fué a nivel de comentarios, sin adjuntar pruebas y abusaron de su buena fé, pues es un marmateño que ama la tierra nativa y propende por que Marmato se oriente hacia mejores condiciones de vida.

Y a propósito del comentario de Juan Gabriel Ortiz, muy respetuosamente discrepo de su concepto y creo que ubicar el consumo y venta de estupefacientes como el principal problema de Marmato, es bien intencionado, pero equivocado. Es pretender señalar un efecto como causa.

La historia de la humanidad está llena de datos sobre el consumo de las sustancias más variadas, desde el uso ritual hasta el consumo masivo en fiestas y celebraciones. Cada sociedad ha establecido sus normas al respecto y ha tipificado cuales son "legales" y señalado las "ilegales". Y dentro de las sustancias ilegales, los pueblos también han tolerado los consumos "mínimos" o "dosis personales", para determinar el tipo de sanción aplicable a quienes transgreden las leyes establecidas.

Hay países donde son muy drásticos y tienen establecida hasta la pena de Muerte para quienes trafiquen con determinadas sustancias, sin embargo el negocio permanece y se concentra aún más.

Hubo épocas en que el alcohol y el tabaco estaban prohibidos, tanto en Estados Unidos como en la naciente Colombia. Y la prohibición aumentó los precios de estas sustancias y el tráfico ilegal se tornó incontrolable, con el enriquecimiento de las mafias que controlaban el negocio y la adicción generalizada en grandes sectores de la población, desde edades muy tempranas. Hasta que optaron por su legalización y así, el Estado controló su expendio y el precio e intentó, además, regular su consumo, determinando la edad mínima para hacerlo. Es así como en Marmato y otras ciudades es "LEGAL" fumar cigarrillo y emborracharse. Desde muy niños ingresan a estos terribles vicios, con la complacencia de los amigos y de las mismas familias, donde los adultos también los consumen.
---------- > Continúa....

OSIEL RAMOS dijo...

Continuación...........

Y de ahí (de consumir cigarrillos y licores) al consumo de las sustancias consideradas en este momento "ilegales", como la marihuana, el bazuco y la cocaína, sólo hay un paso. Como es un negocio rentable, es lógico que dentro del capitalismo, el propósito es obtener la MÁXIMA GANANCIA, entonces la estrategia de los traficantes y micro-traficantes es aumentar la clientela cautiva (adicta) para mejorar sus niveles de ganancia!

Y es iluso pretender que con “señalar” o “ubicar” a los jefes del negocio se vá a resolver el problema. La mayoría de las veces, éstos cuentan con la complicidad directa u omisiva por parte de las autoridades encargadas de su control. Y sin ir más lejos, algunos de los agentes de policía o de la Fiscalía, son también adictos a dichas sustancias. Y el meollo del asunto radica en que como es ILEGAL, es un negocio muy rentable, de tal manera que muchas familias, sin formación en valores ciudadanos o sin mucha preparación académica para acceder a empleos bien remunerados o estables, ven en el expendio de estas drogas, la oportunidad para conseguir ingresos que de otra forma no alcanzarían.

Entonces, no pretendo justificar a quienes trafican y consumen estos venenos, desde luego que hay que aceptar los controles, especialmente desde la familia, también solicitar y exigir a las Autoridades que investiguen y apliquen las normas represivas, capturando y sometiendo a juicio a los traficantes de éstas sustancias, pero advierto, ese NO es el mayor problema de una comunidad o pueblo.

----------- Continúa....

OSIEL RAMOS dijo...

Continuación.................. (3)

El mayor problema de una sociedad es la inequidad en las oportunidades. Es la falta de Empleos estables y con ingresos dignos. Y para tener lo anterior, debe contarse con industrias manufactureras y desde luego con una agricultura plena y tecnológicamente avanzada, para producir los alimentos básicos.

Esto no lo hemos alcanzado plenamente en Colombia, pero lo poco que se había logrado establecer y consolidar hasta 1989, fué borrado desde 1990 y paulativamente desde entonces, con la adopción -vía constitucional- de la llamada "Apertura Económica" que permitió el desmesurado ingreso al país de productos alimenticios y de otros tipos, que en poco tiempo, arrasaron con la producción local y desde entonces, asistimos muy tranquilos al cierre continuo de grandes, medianas y pequeñas empresas con la consiguiente ola de despidos de obreros y trabajadores de todos los niveles. Y no contentos con ello, los grandes capitales extranjeros con el apoyo muy especial del último gobierno, se empeñan en centuplicarnos la dósis, con los Tratados de Libre Comercio con Estados Unidos y la Comunidad Europea, que de firmarse, acabarán de una vez con lo poco que ha podido sobrevivir al desastre de la Apertura y nos condenará a niveles de atraso, desempleo y miseria jamás vistos!. (Y lo grave es que la mayoría de los actuales candidatos a la Presidencia, excepto uno, dicen que seguirán adelante con estos tratados)...

Y si bien en Marmato no tuvimos de esas empresas, si se reflejó la situación- entre otras- por el abandono de los molinos que atendía el Estado, que dió vía libre al establecimiento de multitud de molinos particulares, con el sinnúmero de abusos y condicionamientos para su utilización, ante el cierre de los molinos públicos y ni que decir de la apertura incontrolada de bocaminas en cualquier sitio y el descargue de material rocoso por todas las laderas, generando altos niveles de erosión y deterioro de la débil capa vegetal del suelo. En las veredas, la situación no podía ser peor. La privatización de la Banca pública, dejó sin acceso al crédito a los campesinos más pobres. La privatización de las empresas (como Monómeros Colombo-venezolanos) encareció el precio de los abonos y demás insumos para los cultivos, sumado a esto, el rompimiento del "Pacto Mundial del Café" en 1989, que hizo caer el precio externo e interno del café, condenando a una lenta agonía a miles de familias en Colombia, en Caldas y desde luego, en Marmato. (Ver informe oficial para el eje cafetero, aquí: http://www.pnud.org.co/img_upload/9056f18133669868e1cc381983d50faa/Capitulo_1A_Eje_Cafetero.pdf)

No es mi pretensión tener la verdad en este análisis, porque todo está sometido a la sana crítica, desde el ángulo de otras visiones del conocimiento sociológico. Solamente quiero dejar plasmada la inquietud y sustentar mi visión sobre los que a mi juicio, son los más importantes problemas de Marmato, incluído desde luego, en otra escala de prioridades, el de la venta y consumo de estupefacientes.

Espero escuchar nuevos planteamientos, todos encauzados a generar una sana discusión teórico-practica, que nos lleve a determinar las causas y las posibles soluciones para aplicar en Marmato, con el único objetivo de garantizar acciones que eleven el nivel de vida de la mayoría de sus gentes. Ese debe ser siempre el máximo propósito en cualquier proyecto o acción pública y/o privada que se emprenda.

OSIEL RAMOS dijo...

Continuación...........

Y de ahí (de consumir cigarrillos y licores) al consumo de las sustancias consideradas en este momento "ilegales", como la marihuana, el bazuco y la cocaína, sólo hay un paso. Como es un negocio rentable, es lógico que dentro del capitalismo, el propósito es obtener la MÁXIMA GANANCIA, entonces la estrategia de los traficantes y micro-traficantes es aumentar la clientela cautiva (adicta) para mejorar sus niveles de ganancia!

Y es iluso pretender que con “señalar” o “ubicar” a los jefes del negocio se vá a resolver el problema. La mayoría de las veces, éstos cuentan con la complicidad directa u omisiva por parte de las autoridades encargadas de su control. Y sin ir más lejos, algunos de los agentes de policía o de la Fiscalía, son también adictos a dichas sustancias. Y el meollo del asunto radica en que como es ILEGAL, es un negocio muy rentable, de tal manera que muchas familias, sin formación en valores ciudadanos o sin mucha preparación académica para acceder a empleos bien remunerados o estables, ven en el expendio de estas drogas, la oportunidad para conseguir ingresos que de otra forma no alcanzarían.

Entonces, no pretendo justificar a quienes trafican y consumen estos venenos, desde luego que hay que aceptar los controles, especialmente desde la familia, también solicitar y exigir a las Autoridades que investiguen y apliquen las normas represivas, capturando y sometiendo a juicio a los traficantes de éstas sustancias, pero advierto, ese NO es el mayor problema de una comunidad o pueblo.

----------- Continúa....

OSIEL RAMOS dijo...

DEBIDO A NO SÉ QUE PROBLEMA EN LA RED O EN EL BLOG, SE REPITIÓ UNA PARTE DEL MENSAJE. FAVOR HACER CASO OMISO.... FUÉ SIN QUERER....QUERIENDO!!

Juan Gabriel dijo...

Osiel: Me da mucho gusto su interlocución. Aunque divergente de la mia, es ilustrada y seria, por tanto, digna de todo respeto. Me permito aclarle lo siguiente: En lo referente al problema de la drogadicción, hay que tener en cuenta las dos aristas del problema: La oferta y la demanda. Sucede que con la demanda, es decir, el consumo, se generan toda una serie de hechos delictivos ante la imposibilidad de generar los ingresos suficientes por parte de los adictos, con los cuales financiar la adicción. Obviamente que sería simplista quedarse únicamente en este aspecto. Fíjese que utilizo el término "adicción" y no el de vicio, para despojar el análisis de cualquier connotación moral. Ahora bien, en Marmato se han dado a la tarea de "limpiar" al pueblo de los "viciosos" que además son los delincuentes. Es de aclarar que no todos los adictos son delincuentes. Considero esto una aberración porque en primer lugar, nadie puede pretender que tiene derecho sobre la vida de los demás y, ésta, no es una postura religiosa: No creo en la vida eterna ni en el perdón de los pecados. Entonces lo que planteo es que inicialmente, se identifique y castigue legalmente a los oferentes, al mismo tiempo que se emprenda una campaña de rehabilitación de los adictos. Voy a parodiar una frase que se que le gustará: No se acaba la pobreza matando a los pobres; así mismo, no se acabará con los adictos, matándolos porque siempre habrán potenciales adictos nuevos.
Quisiera Osiel, tener su correo electrónico para enviarle unos documentos qué sé, leerá con juicio y crítica para poder entonces replicarle frente a lo que dice sobre lo que se ha dado en llamar, la defensa de Marmato.

Sugamuxi tu y yo dijo...

La peticion la realice por este medio al no encontrar un correo al cual dirigirme, en realidad me entristece la respuesta, pero de igual manera agradezco la atencion prestada.

Jessica Rivas.

OSIEL RAMOS dijo...

Hola JUAN GABRIEL,un saludo especial. Agradezco la deferencia con el contenido de mi comentario y obviamente, atiendo su aclaración.
Es evidente que estamos analizando un tema muy complejo, que tiene tanto de ancho como de largo, sobre el cual existen multitud de estudios y variadas visiones, en todas las áreas del conocimiento y en todas las culturas.
Creo firmemente que sólo cuando en Colombia tengamos la posibilidad de ser autónomos en la toma de decisiones frente al flagelo de la adicción a las drogas y el combate a los que trafican con dichas sustancias, podremos tener éxitos en su control.
Porque la forma en que se ha venido enfrentando es la diseñada por otro país (Plan Colombia), obedeciendo a sus intereses, aplicando su visión, lejos de nuestra cultura y desconociendo nuestra historia. Además, con un agravante: se aprovechan de esto (el control al narcotráfico)para intervenir de manera directa y descarada en nuestros asuntos internos imponiéndo sus negocios, enfocando su acción unicamente hacia el control de la producción de las plantas de donde se pueden extraer sustancias alucinógenas, concretamente la coca, la amapola y la marihuana.
Es interesante anotar que el consumo sigue aumentando tanto en Estados Unidos como en Europa y para nada se notan los controles a los millones de dólares que circulan por los bancos gringos ni se persigue a los banqueros, socios de los magnates del tráfico en ese país. Tampoco se persigue o controla en Estados Unidos a las grandes empresas químicas que producen y venden los productos o "precursores" con los cuales se procesa la hoja de coca o la leche de amapola, para producir el clorhidrato de cocaína y la heroína, respectivamente.

Ní que decir que en los vastos campos de California, en las desérticas tierras de Texas y hasta en cultivos caseros hidropónicos, se siembra una marihuana de mejor calidad que la de Colombia y otros zonas andinas. Tampoco se controla el mercado de las "drogas sintéticas"(ejemplo el éxtasis), fabricadas mezclando bases farmaceúticas y mucho más adictivas que las derivadas de las plantas.

Lo anterior deja al desnudo la hipocresía o doble moral del gobierno gringo que, mientras se hace el de la "vista gorda" con los grandes financistas y los dueños de las corporaciones químicas, consintiendo, además, el desmesurado consumo en las calles y ciudades, se aprovecha de países como el nuestro para imponer un control en una sóla vía, obligándonos a pagar cara su "ayuda", comprándoles los insumos para fumigación y sus contratistas privados que pilotean sus aviones, amén del personal armado que descaradamente interviene-de civil- en todas las operaciones.

Como puede apreciarse el tema es largo. Sólo hemos tocado uná mínima parte. Si bien Usted hizo referencia a los delitos que cometen los adictos en su afán por proveerse de la sustancia y cómo esos atracos, raponazos a personas y hurtos a viviendas aumentan por doquier, incluso en Marmato, han provocado una "respuesta" de algunos integrantes de la sociedad, provocándose lo que eufemísticamente se conoce como "limpieza social", lo que agrava dramáticamente la situación. "Tras del ojo lloroso, echarle sal" dice el adagio popular, para mostrar lo grave que se torna el problema, al intentar resolverlo con fórmulas extranjeras (Plan Colombia)y de contera, ante la falta de resultados, dar "legitimidad" o "patente de corzo" a quienes quieren aplicar justicia con su propia mano, eludiendo los conductos civilizados y democráticos de la legalidad y el debido proceso.

Bueno, Juan Gabriel, acepto su ofrecimiento de los documentos anunciados. Mi correo personal es: osiel25@hotmail.com.
Espero mantener este contacto y confrontar en ideas, sustentados en datos y dentro del mayor respeto personal e intelectual.

OSIEL RAMOS dijo...

Un saludo a JESSICA RIVAS. Es interesante su interés de realizar su investigación sobre Marmato y su situación. Me preocupa leer su último comentario. Desconozco que respuesta la "entristeció" y quién se la dió, lo que lamento en grado sumo. Si bien es cierto que no puedo ayudarle directamente porque no resido en Marmato, si le recomendaría que agotara las opciones. Si desea, explíqueme más específicamente cuál fué el problema. Mi correo es: osiel25@hotmail.com, e intentaremos contactar amigos-vía celular- que nos puedan ayudar en el asunto.
Muchas gracias.

Juan Gabriel dijo...

Yesica: Me extraña su comentario. Le dejé un correo electrónico donde me puede contactar y hasta este momento no he recibido nada. Le reitero el correo de la Colonia en Medellìn: medellinacmara@gmail.com

Juan Gabriel dijo...

Osiel: Acabó Usted con la controversia frente al tema de las drogas porque estoy de acuerdo con lo que plantea en su último comentario. Creo que frente a ello, lo que podemos es intercambiar información. Frente a la hipocresia norteamenricana, es oportuno recordar el escándalo Irán - Contras, con el Coronel Olivert North en el conflicto nicaraguense: Financiaron a la contra con cocaina. Pero eso no es nuevo en los norteamericanos: A los alemanes de Hitler también los armaron en un principio e igual sucedio con el conflicto con Irán - Irak. Y vea como hoy, Irán es el enemigo. Ni que decir del general Noriega en Panamá. En fin, en cuestión de intereses, los norteamericanos no distinguen amigos. Esa es su lógica y nuestra responsabilidad, especialmente la de nuestra clase dirigente, es entenderlo. Pero a nuestra clase dirigente ello no le interesa. Actúan con su propia lógica pero es nuestra ignorancia la que no pasa la cuenta de cobro electoralmente como lo propicia nuestra fragil democracia.